avatar.etm
Arturo
20.01.2017
Gran derroche de diseƱo en este modelo de telfono
mostread.etm
Honor Magic apuesta…

Las expectativas estaban altas con Honor Magic, muchos habían puesto sobre la mesa el antecedente cercano del Mi Mix, un teléfono que inicialmente se presentaba como concepto para terminar siendo un sorprendente modelo real.

Es indudable que las marcas chinas necesitan decir que están ahí creando, innovando, y eliminar lo antes posible la idea de que siempre se están pareciendo a algo que ya está en el mercado.

Honor Magic es ese nuevo teléfono que tiene que reclamar la atención ante tantas ofertas potentes de la artillería china, de hecho se ha estado hablando sobre él en las últimas semanas; pero ahora al fin ùede conocerse qué es lo que lo hace especial: un diseño basado en curvas, una para cada posible lateral del teléfono.

El recurso de utilizar curvas por delante y por detrás ya se había visto en el fallecido Note 7, también en el último Mi Note 2 de Xiaomi; pero aquí se extiende también a la zona superior, y en menor medida a la inferior.

Y además de un ejercicio de diseño, también se intenta crear un dispositivo más ergonómico, agradable en la mano.

Lo que gustará a muchos es que no es un teléfono grande, en Honor han sido listos apuntando a un tamaño que gusta a muchos: 5,1 pulgadas. Lo hace con un panel AMOLED con resolución QHD, lo que lo sitúa en todo un peso pesado en esa batalla de la densidad de píxeles (577ppp).

En cuanto a marcos, también se ha reducido bastante, algo que casa con la curvatura, pero no llega a los niveles del Mi Mix de Xiaomi, donde en imágenes son prácticamente imperceptibles.

Tras tres años de vida, Honor, bajo el auspicio de Huawei, está creando cosas muy competitivas en diseño y eso hay que valorarlo.

Doble cámara y corazón Kirin

Otro de los puntos llamativos del teléfono rádica en las cámaras, que son dos. No es el primero que tiene una cámara dual en la trasera; pero ahí está la posibilidad.

Y entrando en detalle comentar que la cámara trasera lleva dos sensores de 12 megapíxeles, con una lente con apertura máxima f/2,2, mientras que en el frontal hay una cámara de 8 megapíxeles, aquí la apertura sube a f/2,0.

Acompañando a la cámara frontal existe un sensor infrarrojo llamado WiseScreen, que trabaja junto a la cámara frontal para reconocer manos y ojos del usuario. Honor dice que incluso puede mostrar unas u otras notificaciones - FaceCode Intelligent Recognition - dependiendo de quién mire.

En cuanto al hardware que se encarga de mover todo esto, está al más o menos esperado Kirin 950, una versión del conocido chipset usado en el Huawei P9, también empleada en el Honor 8.

En esta ocasión sus ocho núcleos funcionan a una velocidad máxima de 2,3GHz, y están acompañados por 4GB de RAM y 64GB para almacenamiento.

Volviendo al tema del tamaño, hay que comentar que sus dimensiones están realmente conseguidas - 146,1 x 69,9 x 7,8 mm, pesando únicamente 145 gramos. Para un teléfono cercano a las 5 pulgadas, una batería de 2.900mAh se puede considerar como destacado. Se carga al 70% en 20 minutos, o al 40% en 10 minutos.

Desafortunadamente para el interés de algunos; el teléfono tiene a China como destino inicial, donde ya está a la venta- con Android 6.0 Marshmallow -. Tratándose de una marca con tantas aspiraciones globales, y un producto tan potente, resultará raro no verlo en otros mercados muy pronto.

En Xataka Android | Honor Magic vs Xiaomi Mi Mix: los móviles sin marcos de Huawei y Xiaomi, cara a cara Más información | Honor

 

Noticias
Honor Magic apuesta por…

Las expectativas estaban altas con Honor Magic, muchos habían puesto sobre la mesa el antecedente cercano del Mi Mix, un teléfono que inicialmente se presentaba como concepto para terminar siendo un sorprendente modelo real.

Es indudable que las marcas chinas necesitan decir que están ahí creando, innovando, y eliminar lo antes posible la idea de que siempre se están pareciendo a algo que ya está en el mercado.

Honor Magic es ese nuevo teléfono que tiene que reclamar la atención ante tantas ofertas potentes de la artillería china, de hecho se ha estado hablando sobre él en las últimas semanas; pero ahora al fin ùede conocerse qué es lo que lo hace especial: un diseño basado en curvas, una para cada posible lateral del teléfono.

El recurso de utilizar curvas por delante y por detrás ya se había visto en el fallecido Note 7, también en el último Mi Note 2 de Xiaomi; pero aquí se extiende también a la zona superior, y en menor medida a la inferior.

Y además de un ejercicio de diseño, también se intenta crear un dispositivo más ergonómico, agradable en la mano.

Lo que gustará a muchos es que no es un teléfono grande, en Honor han sido listos apuntando a un tamaño que gusta a muchos: 5,1 pulgadas. Lo hace con un panel AMOLED con resolución QHD, lo que lo sitúa en todo un peso pesado en esa batalla de la densidad de píxeles (577ppp).

En cuanto a marcos, también se ha reducido bastante, algo que casa con la curvatura, pero no llega a los niveles del Mi Mix de Xiaomi, donde en imágenes son prácticamente imperceptibles.

Tras tres años de vida, Honor, bajo el auspicio de Huawei, está creando cosas muy competitivas en diseño y eso hay que valorarlo.

Doble cámara y corazón Kirin

Otro de los puntos llamativos del teléfono rádica en las cámaras, que son dos. No es el primero que tiene una cámara dual en la trasera; pero ahí está la posibilidad.

Y entrando en detalle comentar que la cámara trasera lleva dos sensores de 12 megapíxeles, con una lente con apertura máxima f/2,2, mientras que en el frontal hay una cámara de 8 megapíxeles, aquí la apertura sube a f/2,0.

Acompañando a la cámara frontal existe un sensor infrarrojo llamado WiseScreen, que trabaja junto a la cámara frontal para reconocer manos y ojos del usuario. Honor dice que incluso puede mostrar unas u otras notificaciones - FaceCode Intelligent Recognition - dependiendo de quién mire.

En cuanto al hardware que se encarga de mover todo esto, está al más o menos esperado Kirin 950, una versión del conocido chipset usado en el Huawei P9, también empleada en el Honor 8.

En esta ocasión sus ocho núcleos funcionan a una velocidad máxima de 2,3GHz, y están acompañados por 4GB de RAM y 64GB para almacenamiento.

Volviendo al tema del tamaño, hay que comentar que sus dimensiones están realmente conseguidas - 146,1 x 69,9 x 7,8 mm, pesando únicamente 145 gramos. Para un teléfono cercano a las 5 pulgadas, una batería de 2.900mAh se puede considerar como destacado. Se carga al 70% en 20 minutos, o al 40% en 10 minutos.

Desafortunadamente para el interés de algunos; el teléfono tiene a China como destino inicial, donde ya está a la venta- con Android 6.0 Marshmallow -. Tratándose de una marca con tantas aspiraciones globales, y un producto tan potente, resultará raro no verlo en otros mercados muy pronto.

En Xataka Android | Honor Magic vs Xiaomi Mi Mix: los móviles sin marcos de Huawei y Xiaomi, cara a cara Más información | Honor

 

Zona Geek
Premios Xataka 2016 -…

Pantalla siempre activa para redondear un panel excelente

Como ya fuera contado, si el año pasado el Galaxy S6 clásico y el Edge compartían diagonal de 5,1 pulgadas, el nuevo Galaxy S7 Edge se pasa a las 5,5 pulgadas para diferenciarse y ser el phablet de referencia de Samsung en la gama alta de consumo. Quien desee ir a esa diagonal no tiene más opciones con Samsung.

El panel del Galaxy S7 Edge sigue siendo uno de tipo SuperAMOLED del más alto nivel, con resolución QuadHD que le da una densidad de píxeles de 534 ppp, por lo que la nitidez es absolutamente fantástica tanto para la lectura de información como para la reproducción de vídeo o imágenes. Aquí la doble curva de la pantalla en los bordes le da continuidad hasta los marcos laterales, lo que unido al contraste completo (vaya negros) de los paneles AMOLED, un brillo alto y un colorido intenso, hacen de la pantalla del Galaxy S7 Edge un espectáculo para los ojos.

A nivel de tecnología, el nuevo panel SuperAMOLED ofrece un poco más de brillo y mejoras en el modo automático que se ajusta a las preferencias y a la luz ambiente.

Pero no a todos gusta esta explosividad de los paneles SuperAMOLED de Samsung. Para quienes no se sientan cómodos con ello, Samsung mantiene los cuatro modos de visualización que parece todo un acierto y que permiten suavizar desde colorido hasta contraste.

En exteriores la pantalla SuperAMOLED cumple bien incluso con luz solar directa y los reflejos son similares a los que se obtienen en un panel IPS. Sin embargo, con luz muy intensa, la curva doble de los bordes puede llegar a ser una molestia por ofrecer una segunda dirección reflejos que no pueden adecuarse al mismo tiempo que la de la pantalla principal.

Las novedades llegan por parte del brillo. El panel del Galaxy S7 Edge ofrece un brillo máximo más alto que el S6 Edge, y mejora también el brillo automático en varios aspectos. Cuando se dispone al máximo, éste es del mismo nivel que el manual. Pero además responde de forma adecuada y con mucha rapidez en los cambios de iluminación. Y es capaz de recordar preferencias en caso de que el brillo automático fuese modificado con cierto nivel de luz ambiente.

La "vieja" y espectacular conocida, la pantalla SuperAMOLED QuadHD, estrena en el Galaxy S7 Edge la función Always On para tener información en la pantalla apagada en todo momento. Pero ha nacido bastante descafeinada

La gran novedad de la pantalla del Galaxy S7 Edge se llama Always On y permite disponer de información como la hora, un calendario o notificaciones todo el tiempo en pantalla sin que el consumo en teoría se vea muy resentido. Se puso a prueba el descenso de porcentaje de batería en las mismas condiciones tanto con Always On encendido como apagado, y el consumo es prácticamente el mismo.

El brillo al que se dispone cuando la pantalla está apagada no es excesivamente alto, no molesta nada y se visualiza perfectamente. Cuando hay poca luz, baja todavía más de intensidad para quedarse prácticamente al nivel de brillo mínimo del panel, que como es habitual en Samsung, es casi nulo, lo que ayuda a usar el Smartphone sin molestias para la vista, o los demás incluso en la más completa oscuridad.

La funcionalidad Always On, que ya tenían otros terminales como Motorola, gusta mucho, pero por ahora no es demasiado útil. O dicho de otra forma, podría serlo mucho más. Y es lo que se espera.

Lo más interesante de estos modos siempre son las notificaciones, y por ahora Samsung solo permite tener como lo más completo un reloj con notificaciones de llamadas perdidas y mensajes de texto de la aplicación propia de Samsug. Ni Whatsapp ni correo ni nada de nada. No vale este Always On por muchos fondos bonitos que ofrezca.

Otro detalle que hay que citar sobre la pantalla es que Samsung no ha apostado todavía por una pantalla capaz de conocer con qué presión es pulsada. Aquí hay un filón para los sistemas operativos y es algo que, bien implementado y con apoyo de desarrolladores, puede ser muy útil. Pero en la saga Galaxy toca esperar.

¿Y la pantalla curva? Como en el Galaxy S6, solo es útil a la vez en uno de los dos lados, que es posible intercambiar. Pero en estos 12 meses desde que apareció, Samsung se ha puesto las pilas para conseguir darle más utilidad que las encontradas hasta ahora.

Samsung ha acertado elevando mucho su apuesta y ha abierto el SDK a terceros, aunque por ahora no se nota demasiado.

Todo lo potente y nuevo lo aporta la propia Samsung, que deja más libertad para colocar paneles, quitarlos, añadir accesos directos… hay para colocar noticias, acciones o accesos directos a web e incluso utilidades como una regla.

Y por supuesto sigue el modo nocturno que coloca la hora y avisos o noticias en esa curva del lateral de manera horizontal.

En general, tras una semana usando el Galaxy S7 Edge se ha confirmado que si se invierte tiempo en configurarlos a gusto del usuario, e incorpora el panel lateral a suhabitualidad, esta curva en la pantalla puede llegar a ser útil aunque sin marcar grandes diferencias.

Todo dependerá de cómo se quiera, o esté  acostumbrado el usuario a interactuar con tu smarpthone. Para algunos lo más útil le ha resultado poder tener a un solo deslizamiento de dedo dos filas de accesos directos a funciones muy cómodas como crear una alarma, escribir un mensaje de correo, ver una web o añadir un contacto al teléfono.